domingo, 30 de enero de 2011

Silencio.

Silencios eternos en un cenicero limpio.
Escombro de rosas rojas que solo van envueltas en tactos de ironía.
¿Y si no se explicarme?
¿Qué pasa?
Un coche sin rumbo bajo una luna despeinada por el aire.
Infinito creado para lo mismo.
Consumimos alcohol, yo me fumo cajetillas de tabaco por los dos, y te incrusto, lentamente, la sensualidad de mi rosto.
¿Te gusta?
Aquel suspiro lo gritó todo.
El deseo que quemastes en mi rodilla, ahora es sangre tatuada tras la sombra del recuerdo.
También jugué contigo, ¿Te acuerdas?
Picardia agotadora, ¿No es cierto?, No me canso...
Aceptaría día tras día el ragalo de tu cuerpo.
Lo más extraño....Mi comportamiento.
¿No echaste de menos un beso?
¿Porqué no me encerraste en tu boca?
Te aseguro que mi espalda, allí se habría quedado.
Sin hogar, comida, ni relojes.
Nutrida de un cóctel de sudores y con la fuerza chutada por el viaje de tu llema por mi columna.
El vello aún se me manifiesta a intentos de escapar de mi piel.
Tus pestañas que me incitan hasta hacer callar mis palabras.
...Y mira que es difícil...
Mi sonrisa nunca se acaba cuando estoy contigo, ¿Te has fijado?
Me consta que sí.
Viajemos a un columpio.
Hazme vivir esposada a la imaginación de ayer,
pero contigo,
también hoy, y mañana.
Solo tengo una fecha.
Ahora mi sexo es la memoria.
Morir a tu orden,
con la sumisión escrita en mi pecho.
-Mis labios son tuyos.
-¿Esos?
-Todos...
...   

2 Gritos de libertad:

Sarah dijo...

Increible...
Increible...
Me encanta, y me quedaría corta.

Lady Cherry dijo...

:) gracias reina! jajaja parece que a la única que le gusta :( juuuu
un besazo!!!

Publicar un comentario

Grita, eres libre de expresar lo que quieras.