domingo, 18 de diciembre de 2011

Lo que no me mata, me hace más fuerte.

Todos aparentamos algo que no somos, sin querer. Generalmente, la gente lo ve desde fuera todo muy bonito...
Y sabemos, que resulta de lo más fácil juzgar a cualquiera.
Incluso la persona con la sonrisa más grande, esconde detrás de una mirada triste miles de historias que no podemos imaginar, y podemos pensar: "Qué envidia (sana), cuanta felicidad, qué vida más plena debe de tener, no le faltará nada" sin pararnos a pensar en que puede tener problemas, como todo el mundo, a pesar de lo que parezca. Mientras una persona sonríe cara a los demás, llora en silencio. Es el mejor modo de contagiar felicidad al resto del mundo que recibe esa sonrisa y no percibe nada más. La mejor manera de evitar dar explicaciones que no entenderemos porque no sabremos sufrir ese dolor ajeno del mismo modo que ésta.
Bien, os presento mi caso. Me siento terriblemente perdida y sin recursos, con incoherencias varias y sin apenas objetivos en la vida. Siento un enorme vacío el cual no consigo satisfacer de ningún modo, nada me llena.
Y no es que sea exigente, es que la vida no me lo ha puesto muy fácil.
Debo de ser muy torpe para seguir tropezando con la misma piedra una y otra vez. Pero si algo bueno hay en mí, es que puedo levantarme sola. Y eso es algo a lo que la gente no está acostumbrada, todo el mundo depende de alguien, yo no.
¿Alguna vez habéis sentido miedo? ¿De verdad sabéis lo que es el pánico?
Ni tan solo podríais plantearos el hecho de vivir con miedo al miedo, a lo absurdo, a lo desconocido.
Con los nervios a flor de piel y temblando aunque ningún peligro te aceche.
Hoy mi voluntad se pelea con la razón.
Son ya tantos los los recuerdos combatientes, los momentos de recaída, la ansiedad constante que, a consciencia, me reta.
Caricias nuevas,y cicatrizes antiguas. No ayuda cuando los problemas crecen y de un grano de arena formas una montaña. Tengo un corazón orgulloso e ideas impacientes.
La razón en deuda, y la Ira tatuada. Estoy irritable y antisocial, es horrible sentir que el odio te corroe.
Pegar. Pegar se pega todo, menos la coherencia.
¡Rabia!
Como atenuante de la destreza.
Valor, como amante del dolor.
Y la impotencia...que simplemente está ahí.
¿Qué se supone que debes hacer cuando caen los esquemas de tu vida, Cuando solo piensas en esas copas de más, Cuando quieres rendirte y no encuentras la salida? Lo llego a saber y me quedo en la placenta.
Lo único que hago es dejar la vida pasar, ver pasar trenes ante mí y culparme de todo.
Quizás vaya siendo hora de coger bien fuerte las riendas de mi vida y cabalgar en busca de nuevas posibilidades que puedan sacarme una enorme sonrisa, verdadera. Yo solo quiero vivir la vida no lucharla.
Quiero aprender a ser feliz.

-Lady Cherry, siempre fuerte.

domingo, 31 de julio de 2011

El tango de tus Labios.

Ni el aire corría entre nosotros una vez encontrados los cuerpos.
Mientras las caricias, testigos del amor que desprendíamos, 
se conformaban con estremecernos, con erizarnos el vello.
Deseosa de probar tu delicioso néctar busqué tu boca.
Tus labios bailaban pasión sobre la enorme pista que es mi piel, 
luciendo su mejor vestido, el de la noche.
Los pasos al son de mi latir pedían sentirme más. 
Pintaban las sombras de la oscuridad sobre mi piel.
Mi mirada enamorada, sincera, suponía la mejor iluminación para acompañarles.
Desprendían arte. 
Eran bailes eternos para el mundo pero efímeros para nosotros. 
No existía el tiempo.
"Déjate llevar" fue coronada la princesa del baile, mientras que, 
"Te quiero" fue coronado príncipe.
"Unos cócteles de orgasmos explosivos, por favor", sin duda la mejor canción de la noche.
Siempre sin restar protagonismo a los auténticos reyes de la noche; 
sus labios, su aliento, sus manos, su mirada.
Casi sobraban las palabras durante el baile, 
dos esmeraldas verdes podían expresarlo absolutamente todo.


miércoles, 27 de julio de 2011

Carta de disculpas a mi amor.


Amor,
Siento haber sido tan cabrona hoy, de verdad...
Te has portado fenomenal conmigo y yo estaba obcecada en otros temas.
Me siento fatal por haberte rechazado de ese modo los detallazos que has tenido conmigo...me arrepiento muchísimo. Pero sabes que por ahora no puedo hacer grandes cosas...
Y no quiero para nada que pienses que no quiero viajar contigo, me encantaría estar a solas contigo infinitamente, disfrutar juntos de los regalos y sorpresas que nos hacemos.
Tengo muchas ganas de estar sola contigo.

¿Sabes que es lo que más echo de menos en nuestra relación?
Las miradas penetrantes de más de media hora, la timidez y la picardía. Los besos lentos eternos.
Las mariposas que ambos sentíamos.
Las caricias excitantes y estremecedoras.
Las pieles de gallina y nuestros cuerpos rozandose deseosos.
El instinto de siempre sonreír, abrazarnos y besarnos, en cada momento.
El placer de nuestros alientos y nuestro olor.
El tiempo que no existía entre nosotros, ni siquiera un hueco que nos separara, para poder conocernos íntimamente.
Las discusiones que no existían.
Echo de menos el sorprendernos de nosotros, aunque cada día lo siga haciendo, a distancia...
La vergüenza de los primeros "me encantas" o "te quiero".

Quiero recuperarlo todo, porque nunca, jamás me perdonaría el perderte por no intentarlo siquiera. Necesito aprender a controlar mis problemas y eliminar toda ansiedad que tanto ha jodido nuestra relación por la ira que también crea en mi.
Necesito que siempre estés conmigo y sobretodo me quieras cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesitaré.
Necesito que me necesites y que siempre puedas perdonar mis errores.
No digo que lo hayamos perdido todo, ni de lejos. Nos amamos que es lo más importante, pero quiero la magia que enciende la chispa de nuestro amor y crea una enorme y viva llama permanente.

Llevo días llorando simplemente porque te echo de menos, porque siento impotencia ante la situación y ante todo porque se que tengo a mi lado al amor de mi vida.
Nunca lo había tenido tan claro... Significas tanto y más en mi vida.
Si me faltas tu, me falta el aire.
Te encantará leer esto probablemente aunque ya lo sepas, pero sabes que soy tu mujer, tuya, y solo tuya. Para siempre.

Sólo necesito un empujón y una oportunidad. Porque sola no puedo.
Pero sabes bien que la única persona que puede ayudarme eres TÚ.

Te amo, como jamás he amado a nadie.
Te amo cada día más.
Y como la palabra no se puede medir...usemos la nuestra, la que forma parte de nuestra historia un "no existe" no está de más.
Te echo de menos.





(AN)PSJ-Sinfechanilímites

martes, 12 de julio de 2011

El pueblo a modo de caballo.

El pueblo, vidas totalmente ridiculizadas, maltratado y del cual se mofan y abusan en medidas excesivas los más privilegiados.
El rey,el clero y la nobleza.

A modo de caballo y esclavo del dinero, el pueblo trabaja en torno a las necesidades de los poderosos, sin tener la más mínima opción a negarse.
 

Curiosa la milimetrica distancia que separan a los pobres de la soberbia de los creídos jinetes,
del mismo modo que es irónico lo abismal que resulta el ir desde los derechos de unos hasta los de otros.


Encadenado y a ciegas, motivado de una fusta, el recorrido del mundo lo movemos nosotros, el pueblo,  por lo que nunca perecemos tener recompensa, solo el deber.


Una injusticia plena inventada, abusada, permitida y disfrutada por las riquezas de un nacimiento, mientras los verdaderos trabajadores no ganan. 

De hecho solo aspiran a destaparse los ojos y vivir sus vidas desatados de esos mandos egoístas.

domingo, 19 de junio de 2011

Obstáculos

Voy caminando por un sendero.
Dejo que mis pies me lleven.
Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras.
En el horizonte se recorta la silueta de una ciudad.
Agudizo la mirada para distinguirla bien.
Siento que la ciudad me atrae.
Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo.
Todas mis metas, mis objetivos y mis logros.
Mis ambiciones y mis sueños están en esa ciudad.
Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo que aspiro, lo que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.
Me imagino que todo eso está en esa ciudad.
Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella.
Al poco de empezar a andar, el sendero se hace cuesta arriba.
Me canso un poco, pero no importa.
Sigo.
Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino.
Al acercarme, veo que una enorme zanja impide mi paso..
Temo...Dudo...
Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente.
De todas maneras, decido saltar la zanja.
Vuelvo a tomar carrera y también la salto.
Corro hacia la ciudad; el camino parece despejado.

Me sorprende un abismo que detiene mi camino.
Me detengo.
Es imposible saltarlo.
Veo que a un lado hay maderas, clavos y herramientas.
Me doy cuenta de que están allí para construir un puente.
Nunca he sido hábil con mis manos...
...pienso en renunciar.
Miro la meta que deseo...y resisto.
Empiezo a construir el puente.
Pasan horas, días, meses.
El puente está hecho.
Emocionada, lo cruzo
y al llegar al otro lado...descubro el muro.
Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños...
Me siento abatida...
Busco la manera de esquivarlo.
No hay forma.
Debo escalarlo.
La ciudad está tan cerca...
No dejaré que el muro impida mi paso.
Me propongo trepar.
Descanso unos minutos y tomo aire...

De pronto veo,
a un lado del camino,
a una niña que me mira como si me conociera.
Me sonríe con complicidad.
Me recuerda a mí misma...cuando era niña.
Quizá por eso me atrevo a expresar en voz alta mi queja.

-¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

La niña se encoge de hombros y me contesta.


-¿Por qué me lo preguntas a mí?

Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras...


Los obstáculos los trajiste tú.


(Una de JB......)

jueves, 2 de junio de 2011

¿Quién ata al viento?

Soy veneno puro.
Corta todo tipo de correspondencia conmigo.
Soy una desequilibrada, y es más probable que esté obsesionada.
Tienes que alejarte cuanto antes de mí, sinó, no te dejaré vivir.
Si un día coincidimos, no me des conversación, ni media palabra.
Cualquier cosa que me digas la interpretaré como algo personal.
Si me dices que hace buen tiempo, interpretaré que estás contento de verme.
Si me mandas a la mierda, pensaré que es una estrategia para que te siga más.
En fin, corta conmigo de raíz. No me des juego porque me gusta.

Tampoco te creas que me tienes amarrada.
¿Quién ata al viento?
Creía yo, que en ésta gran obra que es la vida, el "Deus ex machina" había pasado de moda.
Hasta que lo encontré a ÉL. Hasta que descendió hasta el escenario a rescatarme,
sostenido por alambres y plumas de ángel decadente.

-¿Sabes cuál cree la gente que es el antónimo de "éxito"?
-Anonimato.

Gracias Valérie Tasso por ayudarme tanto.

lunes, 30 de mayo de 2011

Las raíces de la vida.


Hoy he despertado filósofa a más no poder.
Me he dedicado a escribir sin parar estos días, pero siempre en mi diario personal, claro.
Estoy pensando que quizá algún día lo publique... no sé por qué pero las únicas personas que tienen el mérito de poder leer algunos textos de mi diario, creen que es lo mejor que jamás he escrito. Es cierto, debería de gritarle al mundo todo lo que pienso. Quizá algún día me libere. Mientras tanto, sigo reprimiéndome para que nadie me acribille que ultimamente tanto famoseo no es bueno.
Uff ahora enserio, dejándonos de ironías. 
Hoy le he salvado la vida a una apreciada desconocida.
Me las he dado de psicóloga/psiquiatra y la joven me ha dicho sin más que pensaba suicidarse.
Lo único que se me ocurrió decirle fue: "Muy bien, Mel, pero antes visita el jardín botánico".
Esta tarde hemos vuelto a hablar a través de mensajes y me ha dado las gracias.
Me ha dicho que al ir al jardín botánico, se centró en pensar sobre su vida. No se daba cuenta pero obserbaba todo cuanto le rodeaba hasta que se percató de que lo que llevaba horas mirando eran las raíces de los fuertes árboles. Según ella, fue así como entendió que la vida es sagrada.
Debería quizá tomar ejemplo de los consejos que doy, aplicarme el cuento.
Hoy escribo todo lo que me pasa por la cabeza, escritura automática. 
Sin medir mis palabras.
Pero por aquí censuro absolutamente todo lo mal que podéis pensar de mí, porque soy peor.
Así que sigo con mi querido diario fiel que nunca me reprocha nada y sabe cuanto menos una pequeña parte pero importante sobre mi vida.
Quién sabe si algún día el mundo entero la conocerá, quién sabe si sería capaz de afrontarlo. 
Me gustan los retos.





-

jueves, 26 de mayo de 2011

Deseo.



Quiero que las yemas de tus dedos recorran 
todo el torso de mi sentir, el torso de las mil sensaciones. 
Que dibujen corazones en mis pechos
y me hagan estremecer.

Quiero que tu saliva, cóctel explosivo, se diluya con la mía.
Tu roce me pone los pelos de punta.
Deseo tu lengua jugando con mi cuerpo y volviéndome loca.
Quero sentir la mezcla de nuestras pieles, el mejor puzzle nunca creado,  jamás tan significativo, lógico y sentido.

Cuánta adrenalina, cuánto sudor, cuánto deseo.
Quiero que no me de tiempo a reaccionar y termine gimiendo en tu boca, contigo, mientras el placer y el amor, juntos de la mano, nos dominan.


Morir durante unos segundos y luego,

renacer juntos, abrazados. Más unidos que nunca.
Respirando profundamente, mirándonos a los ojos, y diciéndonos las palabras mágicas, acariciándonos. 


Lo quiero todo contigo. Siempre.
Eres increíble. Te amo, mi vida. Mi mundo. 

Mi sueño. Mi Ilusión. 
Eres el mejor orgasmo soñado multiplicado por infinito.



-

miércoles, 25 de mayo de 2011

-

Ella de nuevo.

Sólo, entre los libros de su cuarto vio algunos huecos, espacios negros que hablaban del hundimiento del mundo; mirándolos, la "dulze" niña inocente comprendió por primera vez que la separación era un hecho, una realidad cruda, práctica, objetiva.

Se veía atrapada en un pozo sin salida, ahogada por sus llantos y por las penas externas.

La realidad superaba sus lindes y hundía con ella sus sueños.

Con cierto alivio se entregó al abandono. Se dijo que todo lo había hecho siempre por alguien, y que ahora que estaba sola bien podía por fin rendirse, abandonarse. Es la opción fácil.

Disponía de más tiempo para hacer las mismas cosas, pero la invadía una suerte de pereza, de cansancio, la sensación de desplazarse a través de un líquido viscoso. Acabó descuidando hasta las tareas más sencillas; los estudios se le acumulaban, pero ella, que se pasaba horas echada en su cama, aun sabiendo que aprobar los exámenes exigía un mínimo esfuerzo, no veía razón alguna para mover un músculo.

Quizá la depresión y la ansiedad influyeran. Pero ni tan solo se planteaba el salir de casa.

Empezaba a encontrarse indiferente, algo inerte.

Pretextó dolores incluso para no ver la luz del día, ni de la noche. No me gusta la falda blanca que lleba la luna, pero sin embargo, yo quiero lucir como tal.

Dormía más de lo que necesitaba, o no dormía directamente. Sólo tenía que cerrar los ojos circundantes, olvidar su cuerpo odioso y ya, esquelético, cada vez más débil pero no menos tenazante aferrado a las sombras. Seguía siendo el peso de las consecuencias como una losa que la oprimía incluso cuando dormía, y dormir, con un sueño pesado y cargado de pesadillas, le era cada vez más indispensable. Si se le secaba la boca, tenía la sensación de ahogarse; si el brazo dormido le hormigueaba, era que un perro se lo devoraba; si, de tanto dar vueltas, sacaba los pies de las mantas y se le quedaban helados, se veía de nuevo en aquél barranco, hundida en la nueve hasta el cuello.

En este caso, sin embargo, casi nunca tenía miedo; estaba paralizada y sólo podía mover la lengua, que sacaba para probar la nieve; la nueve estaba dulce y quería comérsela, pero, ay, no podía girar la cabeza; así que se quedaba quieta, esperando a que el frío le subiera por las piernas y le congelara la sangre.

Despertaba con la cabeza llena de pensamientos incoherentes.


Y en breves, más de la historia sobre la "dulze" e inocente niña.

sábado, 21 de mayo de 2011

Querido amigo platónico.

Querido amigo;
Como dice Sabina, puedo ponerme cursi y decir que tus labios me saben igual que los labios que beso en mis sueños, o puedo ponerme triste y decir que me basta con ser tu enemiga, tu todo, tu esclava, tu fiebre, tu dueña. Y si quieres, también, puedo ser tu estación y tu tren, tu mal y tu bien, tu pan y tu vino, tu pecado, tu Diosa, tu asesina... o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra, a la orilla de la chimenea, a esperar que suba la marea... Y después de un tiempo analizándolo, eso era, tu sombra. La que se quedaba hasta el final y, ya cuando todos habían abandonado la fiesta, esperaba ansiosa su momento, ese que nunca llegó. Y cuánto más me pidieras que me fuera yo más me quedaba, porque hay personas que están hechas de paciencia, y por suerte o por desgracia, yo soy una de ellas.
En determinados casos.
Acostumbrada a esperar cosas que nunca llegan y situaciones intangibles que sólo existen en mi cabeza. Yo pedía a gritos una historia de amor y acabé en el callejón sin salida que es esto, que no es historia ni es nada, pero en el momento en el que empezó a doler se volvió real, y la realidad me basta para decir no me arrepiento, y ya no hay vuelta atrás. Me encontré dando tumbos un jueves por la mañana con el mejor café del mundo entre las manos y miles de ilusiones escondidas tras mis pestañas, de esas que no matan, pero aniquilan. Alfombras de terciopelo que ya están muertas, el whisky derramado a tu salud. Nobesos de queroseno. Y ya sabes que de vez en cuando me convertía en un mar de lágrimas y estropeaba los sábados por la noche, cuando beber para olvidar se volvía en mi contra.
Quizá por eso ya no me guste tanto beber.
O quizá por otras experiencias.
Y puedo ponerme humilde y decir que no soy la mejor, que me faltó valor para atarte a mi cama.
Y también puedo ponerme digna y decir "toma mi dirección, cuando te hartes de amores baratos de un rato... me llamas".
Pero eso terminó hace años. Tenlo presente.
No iva a buscarte a ninguna fiesta ni seré tu perritto faldero.
Eso acabó, nunca existió nada, nunca hubieron sentimientos, solo deseo.
CUENTA POR AHÍ LEYENDAS MIL, BOQUITA DE FUSIL, QUE CONTRA MÍ DE NADA TE SERVIRÁN. PUES MI VIDA DE AMOR YA ESTÁ SERVIDA.
Y aunque lo intentara, no me saldría la voz, y me quedaría aquí, en standby; porque ya sabes que me vale todo y me conformo con nada... una canción, una palabra, unas migas de pan... una noche entera en la que te quedas, o sólo media. Waiting. Y cuando tú digas venga, yo digo vale.
Pero olvídalo, "Verba Volant", Olvídame.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Sucia Sucia Sucia

Llevaba tiempo sin escribir porque lo que siento es tan personal que si lo publico en mi "conocido" blog, me condenan a muerte. Y volvería a ser la prensa del corazón de los mundillos alternativos.
Por eso le he dedicado más tiempo a mi diario personal. Quizá algún día lo publique, quien sabe.
Estaría muy mal visto por la sociedad y probablemente muchas pseudopsicólogas se dedicarían a diagnosticarme 80.000 trastornos. Pero una vez pase todo esto, el mundo entero me dará igual.
No sé siquiera por qué debería de reprimir nada. Parece que grite, en silencio. Pero los nervios se apoderan de mí. Me siento impotente y estúpida por cosas que no deberían de estar pasandome.
Por cosas de las que solo dos somos cómplices.
Ahora creo que prefiero perderme en el mar, yo se por qué lo digo.
Se que estarás leyendo esto, como el primer día que preguntaste sobre mi blog ante todo el mundo.
Y ahora parece que te averguenzas, soy la oveja negra, pero como tú, ¿recuerdas?
Hasta que punto llegan mis lindes me pregunto siempre.
Hasta que punto podré aguantar y no estallar tanta verdad.
Nunca he mentido, pero si ocultado cosas. Simplemente porque nadie me ha preguntado.
No tendría porque contar nada sobre mí si yo no quisiera y como una gran amiga me dijo:
"Nosotras decidimos quienes forman o no parte de nuestra vida".
Así que prefiero mantenerme al margen y no contar nada, simplemente escribir y desahogar mis pensamientos. No en vano, quiero añadir que me siento sucia (como el título indica).
No porque sea una loba. Simplemente siento que por mucho que me duche, y que la esponja rasque mi delicada piel, la mierda no se va. Sigue estando ahí. Pues que le haremos.
Hay que afrontar la situación y echarle un par de ovarios.
Aunque cuando la "pequeña muerte" es causada por lo no habitual (yo se lo que me digo), la cosa no va bien.
Y no voy a permitirme el lujo de pensar en futuros para empeorar mi situación, simplemente me dejaré llevar aunque tampoco es fácil, mi corazón no se deja engañar.
Solo añadiré una última cosa: Te confundes, mi marioneta eres tú. Tu me buscas pero soy yo la que no está ahí, así que la jugada te ha vuelto a salir mal, mi cuerpo es inmune al daño que antes podías hacerme.
Sólo hay una persona que merece mis lágrimas y es a quién se las entregaré de por vida.


PD: Ahora, dedicaros a sacar las conclusiones que os de la gana, me figuro que pensareis mal y eso es vuestro problema, no el mío. Sí, lo se. Estoy algo irascible, cosas de la vida...

martes, 26 de abril de 2011

Día de lluvia.

Tras mi ventana veo como la lluvia se encarga de joder el día. 
Quiere teñirlo de gris.
Tengo curiosidad, saco el brazo y las gotas quedan plasmadas en la palma de mi mano.
Se me eriza la piel. Me gusta.
Pero hace frío y prefiero relajarme obserbando como las nubes se rompen desde dentro.
Odio estos días, solo pueden causar en mí un efecto depresivo destacable y masivas ganas de escribir.
Me encantan estos días, porque el ruido ensordecedor consigue dormirme como un bebé.
Aunque ahora no tengo sueño.

Respiro profundamente y pienso,

en todo lo que me concierne.
Tengo serias dudas sobre si soy feliz.
Es evidente que no lo soy,

sinó cierto trastorno no invadiría mi espacio.
Pero también me gusta valorar lo poco que tengo.
El apoyo de esas personas que siempre están ahí, 
ofreciéndome su mano aunque a veces mi tozudez 
y orgullo me impidan cogerla.
Lo importante, es que se que están ahí. 

Pocas, pero como nadie.
Quería contaros que me gusta la burbuja en la que resido últimamente y es que, 
ahí me alejo de todo mal.
Ni hago mal.

A veces, me gusta abrazar la soledad. 
A veces, me gusta estar sola en estos días lluviosos 
y pensar, leer, escribir.
Lo que me pase por la cabeza.
¿Es un grave problema?
Me he acomodado y quizá no quiera petar mi burbuja, 
quizá podría y no me apetece.
Pero luego derramo sentimientos de culpa en forma de lágrimas por arruinar mi vida.
No sé que hacer.
Odio mis problemas cual día gris de tempestad hace hoy.

Y adoro evadirme de ellos de tal forma.
Mis pensamientos y emociones bailan al ritmo de las bandas sonoras de Amélie Poulain.
Me dejo llevar sin más y me olvido de mis obligaciones. 
Me dedico a mis hobbies, y no a dejarme ayudar.
Quiero que mi padre vuelva a cantarme esas nanas inglesas como cuando era niña.
Quiero tener a mi padre.
Ojalá tuviera una vida como la de los demás. 
Ojalá los demás supieran apreciar lo que tienen como yo lo hago con poco.

(Qué susto me he llevado por culpa de ese estúpido trueno, con su estridente sonido).

Aunque me encantan los relámpagos, con ese resplandor lleno de electricidad, me hace sentir famosa.
Como si miles de flashes se centraran en mí.
Aunque muchos no lo crean por mi profesión, tengo un problema con la autoestima,
y todo lo que pueda ser soñar, ayuda.
Lo siento mundo, soy una persona normal, una vida más sin importancia, no soy una diva 
y no sé si me gustaría serlo. 
De hecho me considero siempre la oveja negra.
Pero quererme un poco no estaría mal. Sino, ¿Cómo voy a ser yo y agradar a los demás?
Me contradigo. A mi lo que los demás piensen me da igual.
Ojalá fuera así. Le doy demasiada importancia a todo.
Aún estoy en ello, sigo aprendiendo. De los fracasos marco lecciones. 
Y de ese modo, tiro hacia adelante.

Echo de menos muchísimas cosas que me gustaba hacer, y podía hacerlas cuando quería y ahora no.
Echo de menos a mucha gente que fue importante en mi vida y que sin embargo ahora,
solo son conocidos que no saben nada de mí.
Pero me reconforta pensar que habrá un futuro mejor para mí.
Que estoy aprendiendo que en esta vida se pierden cosas pero se ganan muchas otras.

Parece que la lluvia descansa un rato. Ahora no podré hacerlo yo.
Solo podré contemplar como el día, otro día más, gris, termina.
Quiero ver la luz del sol y disfrutarlo al máximo pero no se como.
Quiero deshacerme de la red que tejí para mí como un día nombré 
y quiero correr por las verdes montañas.

Necesito llenarme de vida y amor con mi gente, con los animales, con el arte,
la música, el baile, la cultura, la fotografía, la gimnasia, la lectura, el escribir.
Quiero hacer todo lo que siempre he querido y querré hacer.
Pero antes, tengo que volver a la realidad y centrarme en mis pequeñas metas.
Terminar grandes proyectos poco a poco y dejar el soñar para un poquito más tarde.
Para cuando tenga tiempo para intentar vivirlos y entonces, ser completamente feliz.

Empiezo a ver las estrellas y tiemblo.
Porque me llenan de esperanza pero siempre lo han hecho.
Y no quiero tener que coser más sueños rotos.
El cielo se ve mejor despejado, con sus tonos azulados.
¿Dónde cojones está la luna?
Tendré que imaginarla porque como siga escribiendo os describiré los dos próximos amaneceres.
Ojalá mañana no llueva.

El vino preferido de mi paladar.

El momento en el que te dignas a decirme que no es un adiós sinó un hasta luego, el momento en el que te despides de mí con un simple beso y nos hacemos los duros, ese es el momento en el que no quiero que nadie cruce una palabra, ni tan solo una mirada.
Parece que exista solo por y para ti porque cuando te vas me siento débil, sola.
Siempre pienso lo mismo mientras bajo la puta calle con lágrimas en los ojos.
Bah, gilipolleces, aquí nadie tiene que derramar lágrimas, ¿si va a ser un hasta luego de qué sirve?
Pienso en si él también rompería la perfección de sus pupilas con cristales cristalinos que caen y duelen.
Como duele, no ha pasado ni un segundo y el sentimiento de su ausencia ya me domina.
Chuto una piedra con fuerza.
Qué tonta. ¿Por qué estoy enfadada con el mundo?
Quizá sea porque el mundo me ha alejado de lo que más quiero.
Estoy deseando llegar a mi casa y escribir estas tonterias, que no palabras vacías, pero al fin y al cabo, tonterias.
Esto me llena o almenos me libera, me desahogo.
Me reconforta pensar que un futuro mejor vendrá, algo incierto, pero tengo demasiada fe en lo único que creo. En mí, osea él.
Chuto otra piedra y le doy a un descapotable rojo.
¡Que se joda! Ufff. Estoy tocando fondo.
Debería acostumbrarme a esta mierda de despedidas y mientras intento hacerlo, me comen los recuerdos.
El viento sopla fuerte pero no quiero rendirme. Siento que me caigo en el abismo.
Necesito a la misma persona que hace unos minutos perdí de vista. Necesito un abrazo para consolarme.
Y de paso, que me diga que se queda. No te jodes...


(8) Cuando yo estuve enfermo tu fuiste mi medicina pom pom mi corazón pom mira como suena pom pom que late fuerte pom pom mira que quema... Vamos mi amor siempre mirando hacia adelante...Dame la mano y vámonos de aquí que tenemos un mundo nuevo que construir. (8).


Me encanta que me cantes al oído, sobretodo en nuestra intimidad. Entre sonrisas y lágrimas.
Sabes que te lo prometí y franquearé la frontera de mis límites.
Por ti muevo el mundo aunque me cueste la última respiración.
Espero poder aplicarme el cuento, me reconforta saber que tengo a ese alguien ahí dándolo todo y por quien darlo todo.
Ya no hay más piedras que chutar, ¿Qué mierdas pasa en este pueblo, se comen las piedras?
En fin, llego a mi casa y lo único que recibo es una masacre de preguntas sobre si ya se ha marchado él.
Como odio que hagan eso, me recuerdan que vuelvo a estar sola, me duele que me hablen.
Dejadme un rato sola en mi burbuja, que así reprimo un poco de actos de los que no me responsabilizaría, así me acomodo y me relajo. Así puedo pensar, así nadie me molesta y no molesto a nadie.


(¿Estará bien?, ¿Llegará bien?, ¿Cuándo me llamará?)


¿Sabéis? Hace días que en mi cabeza rondan un par de trabajos de psicología que debo hacer, exceptuando el que terminé ayer. Yo también creo que en mí podría darse un caso fictício respecto a las experiencias sensoriales; almaceno toda percepción, detalle, emoción y sentimiento de cada situación que rápidamente traslado a mi memoria a largo plazo pasando antes por la de corto plazo. Quizá exagere los sentimientos.
No sé ni por qué os cuento esto, simplemente creo que quería cambiar de tema y empezar a centrarme en lo que debo.


Os dejo un pequeño escrito que el otro día le dediqué y creo que la expresión de su cara habló más que el.


"Y bañarme a cada instante en ese ombligo de copa de vino,
profunda a la que no le falta bebida.
Sucumbir en el encanto del paladar de uva.
Dejar burdeos tu piel a base de sorbos divinos.
Camuflarme en esa sangre falsa de vida.
Y emborracharme del tinto recorrido que es tu cuerpo.
Mmmmh... Qué sabroso."

Te Quiero.

jueves, 14 de abril de 2011

Me encanta verte dormido...

Duermes tan bien...

Que guapo y tierno estás dormirdo, incluso parece que no seas capaz de hacerme daño, pareces incluso un cuerpo débil, vacío de complicaciones, lleno de ternura y recubierto de piel soleada.
Tenías tan ordenaditas las arrugas de la cama que ni morveme quería, por temor a intervenir en tu frágil silueta.
Recuerdo como tu espalda afilada columna abajo... se perdía en el rincón pequeñito de la sábana, desapareciendo, creando un puzzle infinito entre tus manos y mis garras.


Te despertarás por el volumen de mis latidos...
Lo siento...pero la próxima vez te grito en bajito, y el beso me lo aguanto. 


 
    

martes, 12 de abril de 2011

Quiero desayunar todos los días contigo.

Capuchino destilado de cerveza. 
Espuma que se queda en su mejilla mientras el amanecer sucumbe a su desplome.
Humo que proviene de su taza haciendo de la visión un obstáculo translúcido.
Que calentito aquel inminente trago.
Como si de su destino se tratara, amarrado con todos sus sentidos,allí se contemplaba el semblante de la joven intentando apegarse por completo a el herbor de la leche tostada.
Un olor que parecía estar protegiéndola.
Alguna que otra galleta de esas doradas y simples.
Ni pensar quiero, el saber como se desharía ese dulce entre su boca ya espabilada de mañaneos.
Vueltas y vueltas en espirales marrones e interminables protagonizadas por una absurda cuchara.¿Qué hacía ella ahí?

Solo se que esa chica no tubo ni un minuto para pararse a despegar las migajas de galleta de las comisuras de sus labios, ni imaginó cual sería la persona que proximamente recibiría el beso de la madrugadora, al cual dibujaría inminentemente un bigote de café, del que ya no se sabe...si será borrado alguna vez.

Desayunada, siempre desayunada.
Nunca me cansaré de mirar como se espabila.

Como automáticamente, con ella, comienza lo que parece ser un día, y lo que puede ser un entierro temprano sin ver esa cara de recién levantada tan bella.


Ella nunca tendrá suficiente
cafeína. 
Yo nunca tendré suficiente despertares con él.

Únicamente me gustaría algún día ser capaz de escribirle con
nata alado de su tostada que él es mi comenzar ,mi sol, que con solo ese andar de dormido que tiene, me da fuerzas, que es mi despertador, simplemente, que le quiero, y retocar con azúcar y canela el primer sorbo de su nueva vida conmigo. 



domingo, 10 de abril de 2011

Jugando con el tiempo.

Recuerdame que recuerdo.
Muestrame que aprendí.
Bebe el vapor que antes fue mío.
Pierde mi encuentro.
Tacha los cielos en los que dormimos juntos.
Tumba mi equilibrio.
Quema el mechero.
Juguemos a las trampas del tiempo.
Tírame al viento.
 
Cumpleme el pasado y desafía al momento.
Desnudame la piel y tapa la ropa del suelo.

Haz lo desecho.
Camuflate en mi espejo.
Tu no me mientas, yo ya me engaño.
Apágame la luz, yo ya vivo en una vela.
Vete, al suelo ya pisado.
Cree en mi sueño más idílico.
Suspendeme lo aprobado.
Y ahora
calla, todo lo que ya hemos hablado.



Lady Cherry.

sábado, 9 de abril de 2011

Sin reputación, no hay respeto.

Sujetamos la jarra sin miedo, calentamos las manos sin saber cuanto nos duraran en movimiento.
Sin valorar un choque de gargajos que escupimos dulcemente entre dos bocas.
O el mordisco que nos dan los despertares cuando descubres que al lado tienes a otra persona.
Abrazos sin sentidos que nos son menos que acercamientos, el total silencio interior que estalla, cuando
notas el temblor de ese otro cuerpo, y así seguirán siempre las contradicciones de los hechos,
y lo que dejan de ser hechos para convertirse en placeres que nos hacen dependientes de la consciencia plena de todos nuestros sentidos.


Y cuando brindamos por un presente invisible que manejamos como bebida,
sin pudor ninguno nos reímos de un futuro inerte, que nos asusta, que nos entierra con los recuerdos,
y que nos enfría las ganas de mirar para arriba.
Las horas van a seguir siendo segundos que se esconden en las memorias.
Buah...un segundo, solo un mísero fragmento de momentos que por necesidad guardamos sin saberlo.
Y la importancia de esa marca...que el reloj señala con más intensidad que el viento.

Intento gritar callada lo que siento. Así no voy a conseguir ni solucionar nada.
Por lo menos ya no finjo no ser yo. Por lo menos ya no me reprimo y hace tiempo maté al policía que había dentro de mí. Por lo menos ahora controlo la situación. Por lo menos ahora valoro estas y temo por estas. Por lo menos soy yo la que dirige mi vida aunque mis defectos me lleven al infierno.

miércoles, 6 de abril de 2011

Punto de Infexión.

Un defecto.

Lucho siempre por conservar el siguiente tic
y no olvidar el tac,
me cuesta hacer como si nada estuvo ahí,
como si nada fuese de el color que era,
como si el olor no hubiera sido fresco,
como si el minutero que sonaba no hubiera ido al son de los latidos,
como si yo no hubiera sentido,
como si yo no tuviera el poder de mi tacto,
como si todo hubiese podido ser nada...
...y que la gente se quede parada...
como si ellos no fueran ellos,
solo cuerpos vacíos que divagan, libres.


lunes, 4 de abril de 2011

Odio despertar en mi cama, vacía...



Arropada entre tus brazos y una mañana perdida.
Me encanta cobijarme en ellos y sentir el pum pum de tu latir.
Calles que se estrellan a medida que me tuerzo por la envidia.
Un celoso que hace de mí la ninfomanía en recaída,
la locura que regresa, pero que realmente nunca quiso marcharse.
No eres el único puesto que espío tus andares cada segundo de tu vida, 
aunque sepa que no es bueno.
Tu piel que se camuflaba con la mía y con gemidos rompíamos el silencio de la noche,
nos adueñábamos de la oscuridad.
Y que ahora no está, pero me parece sentirla.
(Otro trago).
Y a soñar con despertar alado de un cuerpo que me regale sin pedirlo, la vida.
Y a generoso, sé,
Que no te gana nadie.

martes, 29 de marzo de 2011

Sueños que mañana recibirán dueña.

Ayer soñé que volaba a tu lado,
a tu lado me vi.
Esquivaba cada hueco entre tu y yo,
para poderte sentir.
Soñé que volaba sobre tu cuerpo,
y aterricé, solo era un sueño.
Soñé que te besaba hasta desvanecer.
Abrigaba tu piel.

No estabas aquí, sentí morir,
y despegué buscándote,
no te encontré.
Es que no se volar.
Quiero volver a soñar y no despertar,
rodearte en madrugada, poderte abrazar.

 

domingo, 27 de marzo de 2011

La mejor manera de evitar las tentaciones es caer en ellas.

Cuando empiezas a tejer tu propia red de mentiras y tienes gran sentimiento de culpabilidad.
Cuando quieres romperla pero te enredas más y no sabes como salir de ella.
Cuando piensas en lo que tienes y en lo que tuviste y utilizas la gran balanza.
Cuando mil dudas sobre el destino asaltan tu moral.
Cuando tienes presente mil consecuencias desastrosas.
Cuando tienes presente las otras mil positivas que podrían existir, aunque sean meras ilusiones, absurdas, inciertas.
Cuando sientes miedo de romper el único pilar que te mantiene viva, en pie, erguida y hacia adelante.
Cuando pretendes estar en pie de guerra pero las armas no disparan.
Cuando no quieres formar parte de un puto juego sucio.
Cuando no quieres ser una más o una menos, o simplemente, no ser una.
Cuando echas de menos ciertos sentimientos y añoras tanto esfuerzo pasado.
Cuando empiezas a dar mil vueltas alrededor de los por qué.
Cuando no puedes dormir y cuando lo consigues sueñas con ello.
Cuando al despertar piensas en ello y en como las cosas pueden cambiar en un solo segundo.
Cuando la eternidad se vuelve un segundo y viceversa.
Cuando descubres que vuelve a erizarse tu vello con un simple roce o un susurro al oído.
Cuando las miradas se buscan y estallan tímidas sonrisas.
Cuando sabes que callar es la mejor manera de no hacer daño pero la peor para sentirte libre.
Cuando es una fuerte tentación pero aguantas por alguien que lo merece, o porque te lo recuerdan.
Cuando el talón de Aquiles dejó de ser tu punto débil y ya no sangraba.
Cuando sabes que debes estar preparadx dado que el pasado siempre vuelve. 
Cuando el máximo miedo y la inseguridad, pero el deseo y la falta de paciencia te invaden.
Cuando crees que una sola palabra puede mover el mundo.
Cuando acabas de superar una trampa y te dignas a recordar quien eres.






Es el momento de plantearse cosas...

viernes, 25 de marzo de 2011

Carta a la Libertad

Cómo las golondrinas de la poesía de Bécquer, no cortes mis alas mundo, quiero volar.
Amante de la libertad.

Considerada como la única condición bajo la cual la inteligencia, la dignidad, y la felicidad humana pueden desarrollarse y crecer.
No a la libertad puramente formal, concedida, delimitada y regulada por el Estado, un eterno engaño que en realidad no representa otra cosa que el privilegio de algunos fundado en la esclavitud del resto;
No a la libertad individualista, egoísta, mezquina y fictícia ensalzada por la Escuela de Rousseau y otras escuelas del liberalismo burgués, que entienden el Estado, limitando los derechos de cada uno, representa la condición de posibilidad de los derechos de todos, una idea que por necesidad conduce a la reducción de los derechos de cada uno a cero.
Los derechos no se piden, son derechos.

Y no, yo me refiero a
la única clase de libertad que merece tal nombre.

La libertad que consiste en el completo desarrollo de todas las capacidades materiales, intelectuales y morales que permanecen latentes en cada persona;
Libertad que no conoce más restricciones que aquellas que vienen determinadas por las leyes de nuestra propia naturaleza individual
, y que no pueden ser consideradas propiamente restricciones, puesto que no se trata de leyes impuestas por un legislador externo...

Desde que nacemos nos dicen lo que hay que hacer, nacemos libres y libres queremos ser. Imponen sus leyes y nuestra educación, quiénes son ellos para decirme a mí lo que está mal y lo que está bien. Cada uno consta de una ética y una moral, cada uno es consecuente de sus actos. No me importa lo que digan los demás quiero vivir al margen de la ley, no seré uno más de su absoluta mayoría, que engañan a la gente con un falso futuro; no hay futuro, no hay esperanza.
Siento náuseas al ver ciertas banderas, o quizás todas... porqué al fin y al cabo...todos somos iguales y vivimos bajo el mismo cielo, ¿no?

miércoles, 23 de marzo de 2011

Ansiosa por salir de éste aburrido corazón.

Piel, rugosidad muscular.
Curvas hacia la cima de un lunar.
El precipicio al que tu bautizaste con sudor.
Solo el llano del cenicero.

Cual rastro pellizcaste en mi cuello.
Me tocabas y al son de un fa sostenido de piano, suspiraba.
Eco encarcelado entre nuestros labios, ya secos de disimular el sueño.

Ebria y difusa, guardaré todos tus juegos.
No me susurraste lo suficiente, siento decirlo.
Pero al más mínimo contacto, yo ya era tuya, sin embargo, tus uñas intactas de belleza táctil, no fueron ni por un momento, motivo de destreza.

¿Te concentraste en mi inocencia?
Yo no paré ni por un momento de cuestionar la manera de mover tus piernas.
Como tu las mías, supongo.

Lengua, saliva, beso, caricia, sonrisa y
palabras sueltas.

Meta dislocada.

Competiciones de cosquillas y paciencias.
El suelo que se despega de nosotros,
el mundo nos eleva y nosotros parados, sin reaccionar.

Ni solo una posibilidad rozada.
Gusto me.
¿Te vale?

Se, sabemos que llegará.
Sentimientos...de sexo la vida se nos llena.

Pero yo nunca te he dicho que dejes de tratarme con delicadeza, con respeto, pues toda humildad es poca.
Tu dime en que dirección tengo que disparar , y yo me desnudaré allí mismo, esposada al lado de la sábana que ya escogimos.

Sobriedad,
tratada de demente,
en un planeta de desconciertos conformistas.
¿De verdad te vas a creer lo que la pureza diga?

Vivimos en un mundo enfermo el cual muere por dentro.

sábado, 19 de marzo de 2011

Sucia.

Quedo manchada con vida,
palabras absurdas, escritas a escondidas.
Soltando el aire como el que esnifa polvo blanco de algún lavabo. 


Que se vaya el sol a otro planeta,
que sobran luces por la almohada.




Y la locura quiere noche y luna.
Huye de un cielo podrido del rencor.
Es más fácil tirarse al suelo a la primera,
que levantar el puño y luchar por una tierra.
Encabronarse con el mundo cada día un poco más,
y degradar la mente a la cordura.

jueves, 17 de marzo de 2011

La realidad hace daño a la vista.

Estaba claro, hoy no era su día.
Después de llevarse el palo de su vida, bajaba la calle chocando con todo lo que entorpecía su paso.
Apretaba cada vez más fuerte la carpeta verde que sostenía entre sus brazos, a veces, pensaba en desprenderse de ella, pero sabía que no era lo correcto. Que se dejaría vencer.
Ella sentía desesperación, quería correr y olvidarse de cuanto le rodeaba.
Olvidarse del pasado, del presente y del futuro dado que lo peor estaba por llegar.
Ella fue culpable de más de una lágrima pero hoy, era ella quien no quería derramarlas.
Fuerza, valor y paciencia cuando el día es complicado.
Querer es poder.
Intentaba autoconvencerse y cuanto más pensaba más lloraba.
Más indecisión.
Más rabia.
Debes estar preparada dado que el pasado siempre vuelve, pensaba.
Pero ella no quería pasar por lo mismo una y otra vez. Volver a repetir el mismo error.
Lo más fácil sería deshacerse de todo lo que se interpusiera entre ella y su objetivo.
Objetivo inalcanzable y prácticamente imposible desde el punto de vista profesional.
Se derrumbó.
Sus esquemas se vendrían abajo.
Mil sueños rotos.
Mil lágrimas.
Solo quería encerrarse de por vida en su puta burbuja y olvidarse del mundo.
Necesitaba estar sola.
Necesitaba centrarse y tomar una de esas decisiones de las que los adultos tanto hablan y dicen ser complicadas.
Quería sonreír fuera de preocupaciones pero el punto de vista profesional no midió sus sinceras palabras.
Dolía, quemaba, ardía.
Ella aceptaba las críticas pero por dentro la marchitaron.
Se mordía el labio y resistía las ganas de llorar.
No sentía ansiedad pero le faltaba el aire. Estaba tranquila. Lo haría.
Nada era imposible para ella. Pero la realidad llamaba a su puerta.
Joder.
Tanta franqueza dolía y abría los ojos.
¿Para qué intentarlo entonces si el futuro estaba escrito?
Pero él no sabía que su orgullo era tal, que seguiría su objetivo hasta conseguirlo.
Aunque para ello fuera necesario alejarse del mundo temporalmente.
Tan solo para escupirle en la cara y demostrarle que ella podía con todo.
Que le habían tocado, pero no la habían hundido.
Quería superar al tiempo, su ego no le permite abandonar.
En poco tiempo demostrará que lo ha intentado, que ha luchado hasta el final, aunque el punto de vista profesional acabe teniendo razón y la hostia que se meta sea grande cual orgullo reside en ella.
Aunque luego le conllevará una frustración más. Total, una más.
Ella estaba decidida.
Aunque muy, muy jodida.

martes, 15 de marzo de 2011

Tú eres mi luna.

Luna menguante que refleja en la mar una gran raya de vicios blancos, 
y tras desear, 
y una ola,
me viene el motivo.


Y por fin una noche de miradas que respetan con brillo lejano, la presencia del silencio.
Un puerto enriquecido de ausencia, y pisadas de olas.
Lejanía que me observa, y un reloj que se desordena con solo tocarme.
La última,
mi penumbra salada nocturna, y perdida.
Solo el guión dominante de un choque de aguas hijas de la luna...
Aquel faro que me cuida.
Esa arena que me enfría.
Está también el miedo que me tira a la bebida.
 

Soy lucero de esperanza vacía, como el placer de espuma que recorre mi mejilla.
Y me encanta humedecerme de esa energía.
No me canso de luchar, entrenado similares a tu brisa.
Y que solo me toque el cielo...

Teniendo tu mirada curiosa frente a la orilla...
Pero las aves llegaran, 

mis ojos ciegos arderán,
y el sol,
me negará la vida.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Me beberé la razón y me fumaré el corazón.

De nuevo, aquí me teneis.
Nadando en un puto círculo sin salida, en el que me ahogo, y por mucho que diga, se que no saldré jamás.
Empiezo a asumirlo. Me muero de asco.
Mil sentimientos se mezclan y me confunden.
Odio el mundo.
Odio la vida.
Odio el amor.
Odio la familia.
Odio los estudios.
Odio el trabajo.
Odio las obligaciones.
Odio las prohibiciones.
Odio todo y nada.
Odio mi ser.
Odio la gente.
Odio la ira y la histeria.
Odio el odio.
Pero sobretodo el Miedo y la Ansiedad que me invaden y destruyen por momentos mi vida.

Nadie es capaz de entender NADA, me rindo.
Quiero poner fin a este odio. Y...¿Qué mejor manera que desapareciendo del mapa?
15+15+15mg de sedotime y algún trankimazin y todos felices.
El mundo sigue. Pero sin mi.
No quiero luchar ni quiero más nada.
Mis ganas se desvanecieron, junto a mis sueños e ilusiones.
No me queda nada, no tengo nada que perder.

Porque... ¿Qué se supone que debes hacer cuando el corazón y la razón se contradicen?

Dios...parezco una puta emo escribiendo...
Pero ¿sabéis qué?
Que me la suda, me da igual lo que penseis.
Soy lo que veis.
Mi vida, es solo una más en este mundo, soy la minoría absoluta.
Volvemos a lo de siempre. Caer, caer, caer.
Las manos que me ofrecen no son fuertes para levantarme, o quizá no quiera aceptarlas.
No vivo en el mundo de la piruleta, no tengo una vida genial ni nada distinto a los demás.
No soy ni mejor ni peor, simplemente soy.
Total nadie te va a dar las gracias, ¿Vas a sudar para nada?, Tranquila, Relaja.
Mi vida es una noria. Unos segundos arriba, otros abajo. Siempre rodando.

Nervios.
Compasión.
Culpabilidad.
Culpabilidad.
Culpabilidad.
Celos.
Tristeza.
Soledad.
Felicidad por instantes.
Ansiedad.
Estrés.
Sinceridad.
Violencia.
Ira.
Rábia.
Más Odio.
Egoísmo. Ahora solo quiero eso, egoísmo. Saber no pasarlo mal porque engendros pretendan joderme la vida. Solo saco las cosas malas de mi porque es evidente que no estoy en un buen momento.
Pero lo dicho, me da igual lo que la gente piense. Simplemente... reflejo mis pensamientos tras un puto teclado porque creo que eso me hará sentir mejor, pero no.
La realidad está ahí fuera. En esa puta selva que tanto temo, de la que soy dueña pero también presa.
Buah, que os jodan, dejadme en paz. Solo quiero... Paz y tranquilidad. Estar sola y reflexionar.
Me dicen que lo que yo no pueda solucionar, el tiempo lo hará...pero... ¿De verdad os creeis esos cuentos chinos?
Y lo siento, pero no puedo dedicarme solo a dejarme guiar por mi corazón porque por su culpa me he llevado muchos palos (no interpreteis que escribo esto refiriendome al amor, hablo de todo en general).
No quiero vivir cegada eternamente, no.
Si quiero vivir, no quiero que sea de este modo.
De verdad, intento cambiar las cosas, pero no hay manera.
Ojalá hubiera desconocido de la envídia y la traición, ojalá no hubiera aprendido nada y de la ignorancia que sembraría, recojería felicidad.
Quiero recuperar mi vida anterior, mi vida normal.
Soy joven, pero yo no he decidido tener lo que tengo, ¡joder!
He sido esclava al azar y no hay nada para evitarlo, ni siquiera unas putas pastillitas rosas, azules, o del color que te de la santa gana.

Uff lo siento, tenía que escribir este asco de entrada que algún día borraré para desahogarme.
No tengo nada que perder, pero tampoco quiero arriesgarme a ganar nada.

martes, 1 de marzo de 2011

Antes Soñaba...


...Cual inocente niña, en que algún día aparecería un príncipe azul, alguien;





Alguien que cuando me ponga borracha me lleve a casa en brazos.
Que me rompa las medias con la boca y luego me compre otras.
Que me haga el amor contra la pared y se meta conmigo en la bañera.
Que se pierda conmigo para después rescatarme de laberintos sin sentido.
Que saque la espada y me defienda de víboras, pirañas y putas.
Alguien que cosa disfraces a mis días malos y los convierta en buenos.
Que no se enfade si no me entiende, ni me entiendo y lo mareo.
Que me saque la lengua cuando me ponga tonta y me haga enmudecer.
Que no de por hecho que siempre voy a estar ahí pero que tampoco lo dude.
Que no me haga sufrir porque sí pero que no me venda amor eterno manoseado.
Alguien que no pueda caminar conmigo por la calle sin cogerme de la mano.
Que no me compre con regalos pero que tenga mil detalles de papel.
Que no le guste verme llorar y me haga reír hasta cuando no tenga ganas.
Que de vez en cuando decida perseguirme en los conciertos y conocerme otra vez.
Que me mire, le mire, y me tiemblen las piernas sin remedio.
Alguien que esté loco por mi, y no se le olvide decírmelo los días de resaca.
Que si se pone animal, sea solo en la cama, y me mate a besos por la mañana.
Que no se acostumbre a mi y deje de inventar nombres nuevos para despertarme.
Que si mira a otra, luego me guiñe un ojo, y se ría de mis celos de hojalata.
Y sobre todo que no tenga que perderme para darse cuenta de que me ha encontrado.

Ahora, tan solo me queda soñar con que será para siempre mi cuento de hadas basado en hechos reales.
 

viernes, 25 de febrero de 2011

Quiero...


Quiero deshacerme de la red que tejí para mí.

Quiero que la música que me alivia atraviese mis venas y se mezcle con mi sangre para siempre.

Quiero no negarme que no me reconforta cobijarme bajo sus sábanas.

Quiero saber escoger derecha o izquierda.

Quiero no saber de la existencia de la droga, porqué droga puede ser todo aquello que me hace escapar.

Quiero querer aquellos que ya no quiero, y tatuarme, otra vez.

Quiero rasgar la rutina como si fuera una camisa vieja.

Quiero que mi mente se vuelva como la superficie del mar en calma.

Quiero que no sentirme atada a nada pierda su connotación negativa.

Quiero dejar de desperdigar culpas por ahí, como hace un perro cuando mea los árboles de por ahí por donde pasa.

Quiero descomponerme, solucionarme, reconstruirme y caminar, no deambular.

Quiero ser alguien en éste mundo y no ser recordada por mis obras.

Quiero que la gente aprenda el vero significado del respeto, la lealtad, la confianza, sinceridad y fidelidad.

Quiero amar de manera recíproca para siempre y madurar.

Quiero quererme y ser siempre yo.

Quiero seguir siempre soñando, aspirando a una ilusión.


QUIERO QUE SEPÁIS ALGUNOS DE MIS DESEOS...



jueves, 24 de febrero de 2011

El amor más codiciado. (Soneto)


El amor eres tu, tan avaricia
y con tan enorme fuerza evitando
la noche en nosotros fundió logrando
nuestras noches abrazaron delicia.

y en tanto que el beso, que en la caricia
del mar se escogió, suave, deslizando
por el anheloso cuello jugando
la fiera lujuria es pura codicia.

Pues que pienso en tu inolvidable aliento
la clara luz de tempestad serena
que hipnotizan a mi mirar ardiente.

Te echo de menos, lo escribo en la arena
mi amor te busco, te pienso, te siento,
siento que por verte estoy impaciente.

-----------------------------------------------------
Lady Cherry.

lunes, 21 de febrero de 2011

¿Os imagináis?


La vida debería ser al revés.
Se debería empezar muriendo y así ese trauma estaría superado.
Luego te despiertas en una residencia, mejorando día a día.
Después te echan de la residencia porqué estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión.
Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro.
Trabajas cuarenta años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.
Entonces encuentras el amor, lo dejas, vas de fiesta en fiesta, bebes, fumas y te preparas para empezar a estudiar.
Luego empiezas el colegio, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé.
Los últimos nueve meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central, “room service”, etc.
Y al final abandonas este mundo en un orgasmo.


Bonito, ¿eh?, pero bueno soñar es gratis, de momento...


domingo, 20 de febrero de 2011

Escalando hacia la cima de la "Lokura".

Locura cae conmigo... siempre cogidas de la mano.

Caer. Caer. Caer.
...nunca pensé que una caída podría ser tan dulce.

Me voy cruzando con alguna que otra nube en mi camino, nubes de colores inquietantes.
Atravieso tormentas que descargan su energía y que, con cada rayo, hacen que mi piel se erice, y que miles de escalofríos recorran todo mi cuerpo.
Mi cuerpo.
¿Quién controla ahora mi cuerpo?

...gira, y gira, y gira... y no quiere parar. No quiero parar.

...y de pronto,

frena.

...se acabaron los giros, el caer.

De pronto, todo está quieto, en silencio, en paz.

pero.. ¿Sabeis qué?

..sigue siendo de colores, y mi sonrisa sigue aquí.

¿¿Y lo mejor de todo??

...sólo de pensarlo, vuelve ese escalofrío, y de nuevo, la piel de gallina.

mmmm...

...me encanta, aunque prefería el antiguo desconocer de la envidia y la traición. Presa de un futuro cada vez más negro, no se como, pero pienso escapar.


Sólo quienes me conocen serán capaces de entender este juego de palabras.

viernes, 18 de febrero de 2011

Grito en Silencio.

Debo estar desesperada para pedir ayuda, pero siento que nunca voy a salir de esto, un círculo "vizioso". Me veo Incapaz.
Mis lágrimas no me dejan pensar, la ansiedad cada día es más fuerte y el Odio crece por momentos.
Me siento en un rincón a dibujar mis peores pesadillas a oscuras, no veo una mínima luz, una vía de escape.
Me dan escalofríos mis propios pensamientos, a veces ilógicos, y creo que deseo más la muerte que mi propia vida. 
Esa que de un día para otro valoro y dejo de valorar.

No se seguir adelante, no sola. 
Y lo deseo con todas mis fuerzas, esas que ya no tengo y no logro encontrar. 
Estoy harta de falacias que refieren que soy fuerte.
A veces preferiría ser títere o simplemente que alguien indicara como debo seguir el camino que yo misma elijo, sin presiones. Camino sin metas claras. Camino empedrado. Sin futuro.
¿De dónde saca las fuerzas la gente fuerte para seguir adelante? 
Cada día que conozco más de la vida, cada día deseo no haber aprendido todo lo que ahora se y haberme abrazado de por vida a la Ignorancia, aquella que da la felicidad. Justo lo que a mi me falta aún teniendo todo lo que tengo y no sabiéndolo valorar.
Necesito un remedio para romper las cadenas que me oprimen, quitarme esta puta camisa de fuerza, la mordaza, necesito gritar, volar, sentirme valorada.

Quiero llevar una vida normal, como la de todo el mundo.
Pero no quiero ser una puta vida más en este planeta, tan insignificante que nadie se de cuenta de que está.
Quiero ser alguien, quiero ser completamente feliz y no carecer nunca de amor.
Esto parece el diario de una psicópata pero no os asustéis, aún no hay nada diagnosticado. 
Ya no se me ocurre forma de expresar todo lo que siento, es algo tan psicológico y tan profundo, que seriáis incapaces de entenderme.
Me siento presa de substancias químicas que lo que hacen es empeorar y derivar mi trastorno en algo peor y mientras yo cada segundo muero un poco más, ellos se enriquecen a costa de muchos inocentes como yo con unos 41 millones anuales. 
No podía creerlo.
¡Malditos seáis, corruptos!
Me siento traicionada por algo en lo que yo creía y quería dedicarme, por algo que me marchita cual flor al ver la seriedad y la tristeza en mis ojos.
Es diferente estar en la piel del enfermo que en la del médico. Y habiendo probado las dos...
No sabría que es peor.
No entiendo como la gente puede ser tan inhumana y tan cruel por un puñado de sucios billetes.
Una mordaza y listo. Apoyados por la justicia. Obligados a callar. A morir.
Tengo 18 años y Tengo miedo.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Cuanto más me odias, más fuerza me das.

Verás cuando mis puños Razonen...
Veréis cunado mis puños rian...
Veréis cuando mus puños callen...
Y veré yo, cuando mis puños, se confundan con tu sangre.

Y cada vez que tropieces...mi ODIO estará detrás de ti para recordarte que NUNCA debiste jugar conmigo.

-------------------------

Me gustaría ser, aunque solo fuera durante un futuro, indigna, poderosa y catadora de placer.
Que hubiera solo un segundo de límite ente tu espalda y mis ganas de morder y dejarme los dientes acuchillando el frío. Tu cristalino ojo que me cuide y tu mano descarada, que me quite la navaja, de el cuello que amenaza y la razón que complica todo, en pedacitos invisibles de alma.
Empiezo a romper con los lindes de mi razón. Y mi navaja no para de señalar.
Tiembla...
¿Tienes miedo? Deberías...

martes, 15 de febrero de 2011

Arma de rebeldía.

Y si la niña no puede más.Y si cada vez que respira muere más.
Y si su mejor amigo es el primer desconocido de su derecha.
Y si el castigo de sus puños es un orgasmo.
Y si se castiga un pelín más con cada anochecer.
 
Y si un "basta" la ignora por completo.
Y si cuando folla, es un reto a la elegancia.
Y si su ilusión es un arma blanca.



Hasta que razone, y te decore el alma con una navaja.
A todos, y a más.
Al muerto y al vivo.
Al cielo y al mar.


A su amigo y al azar.

 

lunes, 14 de febrero de 2011

Pasión la de mis puños.

La obiedad de Tu.
La verdad de No.
La falta de piel...

El escaso recobeco que nos dificulta unirnos.
A la vez que la culpa de herirnos.

Un juego de escondite.
No te encuentro.

Que necesidad de cerrar la noche...

Y obligarla a emrbriagarse.

Sin perdón,
la mirada se encarga de hablarte.

Cunado la rabia me agarra.
Donde la mecha se une al agua.
Como el riesgo, a mi cama...


Los olluelos que nos bañan,
a pasitos de matanza.

Ni paciencia ni esperanza.
Ni un beso ni una carta.

Que pasión la de mis puños...

-¿No te da verguenza?

Abreme tu espalda,
que te pinte de saliva,
MI VENGANZA...

 

jueves, 10 de febrero de 2011

En mi vida no cabe...

...Felicidad Felicidad... 
¿Dónde andarás?
¿Por qué te escondes bonita?
Dime...¿Me tienes miedo?
¿Te he hecho algo?
¿Por qué huyes?
Pues nada, tanto tu como yo sabemos porque escribo esto.
Se que lees mi blog, te jodes.
Escribo lo que me da la gana y no siempre todo se basa en mi vida real.
Deberías saberlo. Deberías quizá intentar hablar conmimgo, como hacen las buenas psicólogas.
La mía se siente intimidada por mí, me tiene miedo, aún no lo entiendo.
Pero creo que soy persona civilizada y podemos intentarlo.
No es algo que necesite, la felicidad digo, porque teniendo lo que tengo me sobra.
No medies con los demás, luchando sentimientos y obligando a escoger.
Eso no es jugar limpio, tramposa.
Juegas al escondite como los niños. Al pío pío, corre corre y sálvese quien pueda.
Felicidad...qué palabra, ¿no?
Una palabra que dice mucho pero que realmente no existe, porque nadie es completamente feliz.
Ni siquiera tú. Si no, no seguirías mis pasos cual sombra intenta cogerme.
Ladras pero no muerdes. Ven y pruebame.
Te busco Felicidad, ven a mí... :)




PD: Qué ambigüa soy, coño...me encanta.

sábado, 5 de febrero de 2011

Porque....

Porque cuando tienes algo tan profundo...
tan incrustado a tu sentir.
Aquello que parece eternar la distancia,
lo cual te llama y no coge,
ese síntoma de realentizar cada paso.
Sencillamente, lo que te impide respirar.
Y a pesar de todo,
no donó ni una lágrima,
no caigo a regar mis mejillas.
No dejó aliñar de agua salada mi mundo.
Algo no me da permiso.
¿Estoy forzando un sentimiento?
¿Creo en doler y la realidad me enfrenta con una frialdad desvanecida de mi mente?
Ya ni el frío me enfría.
Calor, me invade de rabia.
Una añoranza,
la masacre de mis labios no inmutados por la ira de mis males.
Esfuerzo que no es capaz de insinuarse.
¿Me estoy mintiendo?
Duele,
y no me llora.
No cabe duda, me frustro.
Necesito desahogarme de mi lucha,
combate desfogado,
sin carácter que lo produzca.
Ayuda.
No me echas.
No das hechos.
Me desechas.
Fluido imaginario de reserva,
ni humedad, ni lesiones físicas que me cedan.
No recacapacita la cura.
El profundo rasgo de cera, marcará algun día,
tu desídia, y mi desgaste del paseo por mi nube maldita.
Tengo las manos descosidas de rozarte.
Ni lo guardo,
ni tu un beso me desprecias.
¿Lo deseas?
Tal es mi motivo,
que no escribiré más sobre un principio argumentado por el desvanecido final de una mala historia. 
 

jueves, 3 de febrero de 2011

Los locos abren los caminos que más tarde recorren los savios.

Las voy a pasar putas. 

Lo se.
 

Soy consciente de que me voy a volver dependiente de muchas personas, hechos y palabras.
Voy a armarme de fuerza y valor pra abrir cada mañana mis ojos.
Desilusionarme conociendo las consecuencias de desear e ilusionarme deseando no conocer de razones.


Motivarme de su compañía.
No va a ser fácil estar a tu lado así.
Ya lo hice una vez...Y no finalizó nada bien.
Pero no es comparable.
Lo voy a pasar mal.
Y no es que me guste.
 

Pero mi vida ahora si se merece pensar, dudar y amar.

Me voy a ganar.

Tentada lloraré.
Frotaré mis dientes con tanta ira, que ni nada ni nadie se dejará morder.
 

Esque eso de amanecer y dormir pegada a tus palabras no es más que el principio y el fin del transcurso de un camino con tu sonrisa siempre a mis espaldas.

martes, 1 de febrero de 2011

Él

Su piel...asfalto corroído por los pasos de mis garras.
Su ojo...como horizonte verde y utópico.
Su saliva...cóctel de orgasmos ácidos.
Su mano...como alma que mece las olas.
Su espalda...Mundo desierto de tiempo y pudor.
Su sonrisa...como morir feliz.
Su boca...como templo prohibido que me estremece con un simple roce.
Su oreja...como eco de mis te quiero.
Su cuello...lo que mordí para intentar sobrevivir.
Su cuerpo,que me llama,y
me sopla su elixir.
Él.


lunes, 31 de enero de 2011

Tu cuerpo.

Esque no paro.
No paro.
Los matices son tuyos.
Las frases te pertenecen.
Los rasgos te calcan.
Las canciones te piden.
Los lugares te llaman.




La necesidad. 

Me exige a tu cuerpo. 
Que se me salten las lágrimas no es más que un aviso.
Otra vez me ocurre.
Ni borracheras, ni amigos, ni nada.


La imaginación se antepone a todo,
y esque te imagino ahí...
con...en...por...
No puedo.
Me sobrepasa. Me supera.
 

No saber de ti me "deskicia".
Me vuelve todavía más
loca.
Me acerca cada vez más a lo que me dejaste de ti.
Me rememora a lo más cercano posible a nuestra
realidad.
Tengo algo aquí.
Una cosa, o un sentimiento, que no me deja reir.
Segundo por segundo, algo me impide captar la felicidad. Yo sueño con cazarla.
No hago más que pestañear.
 

Elevar la mirada y dejar...
Que la humedad de mis ojos se intente perder con el viento.
No logro dormir.
 

No consigo Vivir.

Ya está.
...
Solo...
Me encantas.