lunes, 4 de abril de 2011

Odio despertar en mi cama, vacía...



Arropada entre tus brazos y una mañana perdida.
Me encanta cobijarme en ellos y sentir el pum pum de tu latir.
Calles que se estrellan a medida que me tuerzo por la envidia.
Un celoso que hace de mí la ninfomanía en recaída,
la locura que regresa, pero que realmente nunca quiso marcharse.
No eres el único puesto que espío tus andares cada segundo de tu vida, 
aunque sepa que no es bueno.
Tu piel que se camuflaba con la mía y con gemidos rompíamos el silencio de la noche,
nos adueñábamos de la oscuridad.
Y que ahora no está, pero me parece sentirla.
(Otro trago).
Y a soñar con despertar alado de un cuerpo que me regale sin pedirlo, la vida.
Y a generoso, sé,
Que no te gana nadie.

4 Gritos de libertad:

Lluvia de Abril dijo...

Qué bonito! Cada vez que veo una entrada tuya me siento un poco identificada. Siento no comentar en todas, pero en época de examenes..
En fin, que me ha gustado mucho. :D

Un besotee!*

Lady Cherry dijo...

Muchas gracias lluvia!^^

La Perfida Canalla dijo...

Me ha gustado muchisimo....escribes muy bien
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

Lady Cherry dijo...

Gracias!! :)

Publicar un comentario

Grita, eres libre de expresar lo que quieras.