domingo, 27 de marzo de 2011

La mejor manera de evitar las tentaciones es caer en ellas.

Cuando empiezas a tejer tu propia red de mentiras y tienes gran sentimiento de culpabilidad.
Cuando quieres romperla pero te enredas más y no sabes como salir de ella.
Cuando piensas en lo que tienes y en lo que tuviste y utilizas la gran balanza.
Cuando mil dudas sobre el destino asaltan tu moral.
Cuando tienes presente mil consecuencias desastrosas.
Cuando tienes presente las otras mil positivas que podrían existir, aunque sean meras ilusiones, absurdas, inciertas.
Cuando sientes miedo de romper el único pilar que te mantiene viva, en pie, erguida y hacia adelante.
Cuando pretendes estar en pie de guerra pero las armas no disparan.
Cuando no quieres formar parte de un puto juego sucio.
Cuando no quieres ser una más o una menos, o simplemente, no ser una.
Cuando echas de menos ciertos sentimientos y añoras tanto esfuerzo pasado.
Cuando empiezas a dar mil vueltas alrededor de los por qué.
Cuando no puedes dormir y cuando lo consigues sueñas con ello.
Cuando al despertar piensas en ello y en como las cosas pueden cambiar en un solo segundo.
Cuando la eternidad se vuelve un segundo y viceversa.
Cuando descubres que vuelve a erizarse tu vello con un simple roce o un susurro al oído.
Cuando las miradas se buscan y estallan tímidas sonrisas.
Cuando sabes que callar es la mejor manera de no hacer daño pero la peor para sentirte libre.
Cuando es una fuerte tentación pero aguantas por alguien que lo merece, o porque te lo recuerdan.
Cuando el talón de Aquiles dejó de ser tu punto débil y ya no sangraba.
Cuando sabes que debes estar preparadx dado que el pasado siempre vuelve. 
Cuando el máximo miedo y la inseguridad, pero el deseo y la falta de paciencia te invaden.
Cuando crees que una sola palabra puede mover el mundo.
Cuando acabas de superar una trampa y te dignas a recordar quien eres.






Es el momento de plantearse cosas...

5 Gritos de libertad:

Sarah dijo...

Oh, dios mio.
No sé porqué, me imagino qué es lo que ha pasado.
La balanza nunca sale bien, aunque debes de cuidar lo que tienes, como has dicho lo que te mantiene viva, y si valría la pena, arriesgar es peligroso.

Lady Cherry dijo...

Realmente no ha pasado nada, ni pasará.
No quiero arriesgar nada porque creo que tengo lo mejor que podría tener.
(L)

txè dijo...

muchas gracias por siempre pasarte!

..." el pasado siempre vuelve"...
que verdad más grande,
y cómo duele!
un texto con mucho sentimiento y
pena!

alégrate!
=)

Farera dijo...

No entiendo bien de que hablas, pero lo percibo por encima,,, y desde mi punto de vista y experiencia (porque todos hemos pasado por esto una y unas cuantas veces) puedo decirte que mejor no jugar con nadie, y con la verdad por delante, arriesgar? Sí, si lo sientes, y no si nisiquiera se te ha pasado por la cabeza... jaja, que lío me he hecho, xD

Lady Cherry dijo...

Gracias a todos por los comentarios jejeje
Evidentemente escondo siempre mis palabras bajo juegos de palabras para que solo quienes me conozcan sepan de qué hablo.
Un saludo!!

Publicar un comentario

Grita, eres libre de expresar lo que quieras.