sábado, 21 de mayo de 2011

Querido amigo platónico.

Querido amigo;
Como dice Sabina, puedo ponerme cursi y decir que tus labios me saben igual que los labios que beso en mis sueños, o puedo ponerme triste y decir que me basta con ser tu enemiga, tu todo, tu esclava, tu fiebre, tu dueña. Y si quieres, también, puedo ser tu estación y tu tren, tu mal y tu bien, tu pan y tu vino, tu pecado, tu Diosa, tu asesina... o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra, a la orilla de la chimenea, a esperar que suba la marea... Y después de un tiempo analizándolo, eso era, tu sombra. La que se quedaba hasta el final y, ya cuando todos habían abandonado la fiesta, esperaba ansiosa su momento, ese que nunca llegó. Y cuánto más me pidieras que me fuera yo más me quedaba, porque hay personas que están hechas de paciencia, y por suerte o por desgracia, yo soy una de ellas.
En determinados casos.
Acostumbrada a esperar cosas que nunca llegan y situaciones intangibles que sólo existen en mi cabeza. Yo pedía a gritos una historia de amor y acabé en el callejón sin salida que es esto, que no es historia ni es nada, pero en el momento en el que empezó a doler se volvió real, y la realidad me basta para decir no me arrepiento, y ya no hay vuelta atrás. Me encontré dando tumbos un jueves por la mañana con el mejor café del mundo entre las manos y miles de ilusiones escondidas tras mis pestañas, de esas que no matan, pero aniquilan. Alfombras de terciopelo que ya están muertas, el whisky derramado a tu salud. Nobesos de queroseno. Y ya sabes que de vez en cuando me convertía en un mar de lágrimas y estropeaba los sábados por la noche, cuando beber para olvidar se volvía en mi contra.
Quizá por eso ya no me guste tanto beber.
O quizá por otras experiencias.
Y puedo ponerme humilde y decir que no soy la mejor, que me faltó valor para atarte a mi cama.
Y también puedo ponerme digna y decir "toma mi dirección, cuando te hartes de amores baratos de un rato... me llamas".
Pero eso terminó hace años. Tenlo presente.
No iva a buscarte a ninguna fiesta ni seré tu perritto faldero.
Eso acabó, nunca existió nada, nunca hubieron sentimientos, solo deseo.
CUENTA POR AHÍ LEYENDAS MIL, BOQUITA DE FUSIL, QUE CONTRA MÍ DE NADA TE SERVIRÁN. PUES MI VIDA DE AMOR YA ESTÁ SERVIDA.
Y aunque lo intentara, no me saldría la voz, y me quedaría aquí, en standby; porque ya sabes que me vale todo y me conformo con nada... una canción, una palabra, unas migas de pan... una noche entera en la que te quedas, o sólo media. Waiting. Y cuando tú digas venga, yo digo vale.
Pero olvídalo, "Verba Volant", Olvídame.

7 Gritos de libertad:

Sarah dijo...

Brutalísimo es poco.
Me ha encantado este texto y muchas de las frases que has escrito.
Quizá buscara algo que nunca encontraría, siemplemente porque aquello nunca sucedería... la ilusión es demasiado barata, darse cuenta demasiado caro.

Lady Cherry dijo...

Cuánta razón Sarah, como siempre. Ya lo sabes.
Un placer^^
(LLL)

Farera dijo...

Lady cherry, hoy deberías llamarte Lady Guerrera, :).
Abrazo!

May dijo...

Pues tu vida de amor , cómo bien dices ya está servida!
( y cuando tú digas venga, yo digo vale, pero olvídalo).

En todos tus textos reflejas tus frustraciones, aquello que te preocupa, pero sabes lo bueno de ello? que alfinal de tus textops demuestras siempre tu fuerza interior.ME HA ENCANTADO, UNO DE TUS MEJORES TEXTOS SIN DUDA ALGUNA! SIGUE ASÍ, SIGUE LIBERÁNDOTE CON TUS PENSAMIENTOS!

Lady Cherry dijo...

Gracias Farera, me considero guerrera!! Hay que seguir luchando en esta vida, principalmente porque no queda otra pero para seguir...para no dejar que nadie te pise!

Lady Cherry dijo...

May, como siempre. Tus comentarios me encantan, son adorables, da gusto escribir para gente como vosotrxs! Gracias una y otra vez por hacerme sentir tan grande. Te Quiero.

Anónimo dijo...

No tengo idea quien sos pero estoy al borde de tirarme a llorar cuanta experiencia y yo que pensaba que era un chico que se las sabia todas, gracias por el texto me senti identificado.

Publicar un comentario

Grita, eres libre de expresar lo que quieras.