martes, 1 de febrero de 2011

Él

Su piel...asfalto corroído por los pasos de mis garras.
Su ojo...como horizonte verde y utópico.
Su saliva...cóctel de orgasmos ácidos.
Su mano...como alma que mece las olas.
Su espalda...Mundo desierto de tiempo y pudor.
Su sonrisa...como morir feliz.
Su boca...como templo prohibido que me estremece con un simple roce.
Su oreja...como eco de mis te quiero.
Su cuello...lo que mordí para intentar sobrevivir.
Su cuerpo,que me llama,y
me sopla su elixir.
Él.


2 Gritos de libertad:

Publicar un comentario

Grita, eres libre de expresar lo que quieras.