sábado, 7 de diciembre de 2013

Hace tiempo que no escribo...

... Quizás porque mi vida seguía equilibrada, o eso creía.
Tengo muchas cosas que decirle y sin embargo no hay nada de qué hablar.

Para mí, verte sonreír era como apagar el mundo y encontrar el sol en tu sonrisa, sin embargo creo que se ha apagado el mundo, y el sol se ha debido quedar en los ojos de otra persona.
Llegué a creer que el problema era el amor, pero aprendí una vez que el problema son las personas… aquéllas que como tú, no luchan por lo que aman.
Sé que no soy perfecta, pero por cada error que cometo una nueva experiencia obtengo. Lloraré hasta darme cuenta que no sirve para nada. Soñaré hasta darme cuenta que vivo en una fantasía, y entonces despertaré. Puta pesadilla... Agarraré bien fuerte a todos y cada uno de mis errores y los lanzaré al viento para que desaparezcan. Empezaré de nuevo y ganaré esta batalla contra el sufrimiento. Sonreiré a todo el mundo y dejaré que se pregunten el porqué. Viviré mi historia, una nueva, y al final, cuando todo esté a punto de terminar, me sentiré satisfecha al poder saber que he hecho de mi vida una historia que siempre será eterna.

Pero ahora, ahora... estoy en otro punto.
Un punto en el cual siento que la ilusión se ha podrido pero la esperanza sigue en su tortura. Siempre va a volver a ser lo mismo, ¿para qué creer en alguien si has luchado hasta el final?
Los sueños y las pesadillas hablan por sí solas y yo solo puedo arder en impotencia y dejar que mi cuerpo se deshidrate.

Ojalá estuviera en el punto en el cual ya no me ahogara la vida y pudiera respirar entre este mar de lágrimas. He regresado como Benedetti tras La tregua: cansada, aturdida, fastidiada, aburrida. Aunque hay otra palabra más certera: regresé sola. Ese viaje no sirvió de nada más que para abrir la herida y volver a infectarla... Llegué a desearte de cualquier forma, aún siendo yo tu putada y teniendo tú, tus putas. Llegué a odiarme pensando que era mi culpa. Llegué a querer no ser nada, porque mis "amigas" me decían que nada es para siempre. Y yo quería ser ese puto siempre para ti.

Dicen que hay que tocar fondo para poder resurgir y tocar la herida para así, sanarla. Pero a mí eso no me ha funcionado. Sigo aquí, lejos, en una cama fría, sola, con la cara llena de lágrimas, escuchando a Einaudi, vacía y con el pecho en llamas. Me siento como un zombie que se deja llevar sin más, como si fuera yo quien murió y no la persona a la que amo, viviendo sin vivir.

No quiero ser tu amiga, nunca lo seremos, pero tampoco enemigos. Supongo que solo seremos dos extraños más con recuerdos en común. 
Irónico, pensé en muchos viajes más, como si eso fuera siempre la solución a todo. Como si aislarte del mundo conmigo fuera a hacerte cambiar de parecer.
Organicé un viaje sorpresa que nunca se realizó, pero de nada hubiera servido de todos modos, porque nada tuyo era sincero. Solamente, recuerda esas letras, esas lágrimas, el mensaje de esa carta (y lo que dentro llevaba), pues era mi último adiós de modo inconsciente, porque en el fondo, lo sabía.
Hacía tiempo que dejé de creer. Y es un problema... porque una gran amiga dice que el amor llega hasta donde termina la esperanza... y parece que así es.
Aún me tortura, pero no pienso permitirlo mucho tiempo más.

Por cada caricia, cada beso que robas -y no me refiero precisamente a los míos- muere un pedazo de mi alma y de mi ser... Pero me las arreglaré, aun con lágrimas en la cara, para decir que estoy bien.
Y tú nunca lo sabrás.

Un día me vas a echar de menos. Un día ocurrirá por haber sabido quedarte en mi vida sin más y optar por llegar, desordenármela e irte, me perderás. Me has perdido. Llegará el día que extrañes todos mis mensajes, mis llamadas, mis bromas, mi sonrisa, mis preocupaciones e incluso mis enfados tontos... Echarás de menos notar que no estás solo, que me tienes ahí. Te darás cuenta de que no es que fuera perfecta pero que soy diferente a las demás y será ese momento en el que te arrepentirás de haberme llenado de dudas y no de besos. Te darás cuenta que no supiste cuidarme, y verás con tus ojos como otros no serán tan tontos de no hacerlo, verás como otros ven en mí lo que tu viste un día, verás como me valoran, como me hacen reír y lo que darían por tenerme a su lado. Un día cuando estés realmente listo para dar el paso, me mirarás a la cara y verás que sigo siendo esa niña bonita en la que te fijaste ese primer día en Barcelona. Yo te sonreiré como siempre pero una parte de mí ya no será la misma, habrá cambiado. Y ojalá el día que te des cuenta de todo esto y me puedas mirar a la cara sin miedo para decirme “te quiero” (uno real) no sea el mismo en que te diga “te quise”.

Yo puedo decir con la conciencia muy tranquila que lo he intentado todo y que he luchado hasta el final, aunque la impotencia anude en mi garganta y me impida avanzar, aunque la imposible esperanza siga torturándome y matándome cada día un poco más. Has sido un cobarde... y lo siento mucho por ti. Siento que nunca, jamás, hayas terminado nada de lo que empezaras excepto esto. Siento que nunca tuvieras valor para llevar a cabo tus sueños, conmigo. Siento el día que sientas esta pérdida, como la siento yo hoy, pues es de las peores muertes que se pueden sufrir.

Allá donde estés, corazón, donde tu sombra me mire mientras tu mente me ignore, sepas, que lo que un día unimos ni Dios lo separará, pero puede morir.
Aún me quedan palabras, de esas que ya sobran, para describir lo que siento.
Palabras que salen de mí más rápido de lo que pueda pensarlas.

Casi creía tocar el cielo, hasta que me percaté que era el del infierno.
No soporto no saber de ti, no leer de ti, no oírte, no verte... Y por eso sé que esto será bueno.
En el fondo es lo que tu querías, así que tampoco queda más remedio. Desapareceré para ti como la vida para mí. Desapareceré...








Listening to: Song for Sienna-Brian Crain







3 Gritos de libertad:

RECOMENZAR dijo...

escribir es la mejor salvacion para el alma
un abrazo

don vito andolina dijo...

Hola guapa..regresar a tu casa es la mejor sensación posible..sólo comaprable al abrazo de la mujer amada.

gracias..pasa buen domingo..besos incostantes..

Lady Cherry dijo...

Gracias a ambos!!
Vito... siempre bienvenido, ya lo sabes...
Un abrazo!!

Publicar un comentario

Grita, eres libre de expresar lo que quieras.